CENTRO DE ESTUDIOS AMBIENTALES. ANDORRA.TERUEL.

18 de junio de 2012

EN APOYO A LA HUELGA DE LA MINERÍA


Queridas amigas y amigos, pese a no tener las cosas claras me he sumado a la huelga planteada en las Cuencas Mineras. Algunas de las reflexiones al respecto:


Dudas y desacuerdos

-        No considero al carbón como la única estrategia de futuro. Su producción tiene los días contados. Me gustaría fuese por establecer un compromiso ambiental pero como tod@s sabemos no es así, una vez más la economía es la que empuja a tomar estas decisiones. 

-        No creo en este modelo de desarrollo que esquilma recursos naturales dejando tras su paso afecciones ambientales en muchas ocasiones irreversibles y mínimas posibilidades de futuro.

-        Tras 20 días de huelga no hay una estimación certera y fiable de los fondos que serían necesarios para mantener esta situación transitoria hasta 2018 que fue lo acordado.

-        Las minas a cielo abierto están generando beneficios, son eficientes económicamente hablando. ¿Dónde están esos beneficios que generan?…………..

-        Está situación es la “crónica de una muerte anunciada” que desde las instituciones locales,  autonómicas y del gobierno central se ha seguido desoyendo durante más de 20 años.

-        Los valiosos Fondos Miner, no han sido en general, correctamente gestionados siendo utilizados  en proyectos diversos que no han generado una diversificación de la economía ni puestos de trabajo estables. Múltiples intereses políticos, sindicales,……..han tergiversado el objetivo único: la reconversión y el futuro de las Cuencas Mineras.

-         Junto a todo ello Endesa, que con  diversas cesiones ha conseguido acallar conciencias.

-        Las prejubilaciones, en mi opinión sólo justas para aquellos trabajadores de la minería de interior, se han ido adueñando de nuestros pueblos mientras nuestros jóvenes no encontraban ninguna salida.

-        Desde todos los sectores: políticos, sindicales, técnicos,  científicos, se nos ha ido educando y concienciando  de que fuera del carbón no había futuro.

-        El mismo ímpetu minero que está arrasando durante estos días debería haberse orientado, al menos una parte de él, a la búsqueda de alternativas urgentes a corto y medio plazo.

-        Estoy en desacuerdo con algunas de las formas utilizadas en esta lucha: insultos y amenazas personales, quema de alquitrán y neumáticos,….que contribuyen a generar un clima de miedo y presión social.

-         Los recientemente corroborados fondos para la conclusión de algunos de los proyectos Miner pendientes en estos momentos críticos podrían haberse dirigido a esta situación urgente ya que la mayoría de ellos puede que no generen trabajo estable.

-        Aunque otras empresas hayan tenido problemas en la zona y muchas personas hayan ido al paro no se han implicado de la misma manera políticos y sindicatos a nivel local.


Algunos acuerdos

-        La situación actual aboca al cierre de las minas en un breve periodo de tiempo sin dejar paso a un periodo de transición (que pudo darse pero no se dio) a corto y medio plazo. Necesidad de un periodo de transición.

-        El desinterés histórico  mostrado desde las instituciones  autonómicas y centrales, hacia el medio rural.

-        Parecen no existir fondos para una reindustrialización de la zona. (Estos días se habla del FITE……..?, los empresarios planteaban posibilidades……..?)

-        Los mineros activos de la zona son personas jóvenes que en otros históricos momentos de crisis no fueron responsables de las soluciones adoptadas que han abocado a la situación actual.

-        En cierta manera ha ido cambiando el discurso y ya no está solo orientado a “mi puesto de trabajo” , pasando a plantearse como “el futuro de las cuencas mineras”.

-        La desaparición de este sector y de las ayudas Miner  puede conducir a una grave situación de despoblación con el consiguiente impacto social y económico en  el resto de sectores y en general en nuestro medio rural.  

-        Seguirá quemándose carbón de importación, en principio hasta 2020 que seguiría generando, aunque en menor proporción, emisiones de CO2

-        Tras este cierre ¿se oculta la presión de los lobbies  nucleares?

-        La facilidad con que se han propuesto proyectos “que se desvanecen” tras figurar como estrellas fugaces en los medios de comunicación sin implicación posterior de las instituciones.

¿Qué propondría en este momento?

-        Formación urgente de una mesa de trabajo donde estén presentes todos los sectores implicados, incluidas las gentes del territorio, para la elaboración de un plan urgente a corto y medio plazo proyectado hacia el futuro.

-        Valoración económica de los costes reales de la continuidad de la actividad hasta 2018.

-        Dirigir las concesiones para la finalización de los proyectos Miner a paliar esta situación, quizá también parte de los FITE.

-        Contemplar este futuro plan no sólo para el sector minero, sino para todo el territorio que en este momento cuenta con unas setecientas personas en paro en Andorra y una grave despoblación en la mayoría de municipios comarcales a los que se unirían todos estos trabajadores mineros.

-        Promover una reflexión profunda sobre un nuevo modelo de desarrollo y los pasos necesarios para poder iniciarlo. Estudio de alternativas al carbón. Necesidad de que este plan ponga “sobre la mesa” un futuro rural y ambientalmente sostenible.

-        Necesidad de un  programa de transición hacia otro modelo productivo.

-        Participación de la ciudadanía en todos los procesos incluidas las decisiones económicas.

-        Auditoria ciudadana a los Fondos Miner invertidos durante todos estos años, tal como proponen asambleas  del 15M.  

UNA ÚLTIMA CONSIDERACIÓN EN APOYO A ESTA HUELGA: EL PROFUNDO AFECTO QUE SIENTO HACIA ESTE TERRITORIO.

Olga Estrada Clavería
Coordinadora CEA ÍTACA